sábado, 21 de noviembre de 2015

Mi calendario de adviento 2015 - Christmas at the Mysterious Bookshop by Otto Penzler

Hace bastantes años que no me compro ningún calendario de adviento. Recuerdo que cuando era pequeña mis padres nos compraban el típico con pequeñas pastillas de chocolate, que siempre se comía mi hermano; a mí lo que me gustaba era abrir la casilla y descubrir el dibujito de turno
Ahora hay muchos otros tipos de calendarios de adviento, incluso están los que te puedes hacer tú mismo o personalizarlos, y también los hay que puedes reutilizar de un año a otro, pero nunca he encontrado uno que me enamore.

Explico todo esto porque este año los astros se han conjugado para que me monte yo misma mi calendario de adviento. Bueno, sort of. No me alargaré mucho con el tema, pero para poneros en situación diré que todo empezó en agosto cuando fuimos de vacaciones a Nueva York. Nos hicimos una lista con librerías para visitar y una de ellas era The Mysterious Bookshop. Durante nuestras vacaciones anuales (que suelen ser en verano), siempre que puedo intento comprarme algo navideño, porque me da la impresión que así "alargo" el viaje un poco más: en Londres, por ejemplo, me compré un adorno para el árbol. 


the-mysterious-bookshop-new-york



Pues en esta librería me agencié un libro muy especial: Christmas at The Mysterious Bookshop, editado por el propietario del establecimiento Otto Penzler (todo un personaje, yo soy fan desde ya). Este encantador señor lleva 18 años encargando a escritores que escriban una historia muy especial con tres requerimientos en concreto: que sea de misterio, que ocurra en Navidad y que haya alguna escena que suceda en la librería. Una vez le entregaban la historia, hacía 1.000 copias y se las regalaba a los clientes que compraban algo en la tienda durante esas fechas. Casi 20 años después, ha decidido sacar un libro donde las recopila todas. Pero no creáis que son relatos de escritores desconocidos (al menos en España) sino que cuenta con las mismísimas Anne Perry y Mary Higgins Clark. 



A parte de todo esto, que a mí me parece genial, es que viene dedicado y firmado por el mismo Otto Penzler. 




Todo este rollo es para explicar que el libro tiene 19 capítulos, y aunque no son las 25 "casillas" de rigor de un calendario de adviento, yo lo voy a convertir en tal, así que el 1 de diciembre voy a comenzar a leer una historia por día, y me dejo 5 días de margen por si no puedo acabar alguna y necesito más tiempo. Aquí como Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como. 

Esto es todo un reto para mí, así que volveré para explicar cómo lo llevo.


¿Tenéis alguna lectura especial preparada para Navidad?


No hay comentarios:

Publicar un comentario